EN CUBA EXISTEN MAS DE 2000 NIÑOS SECUESTRADOS POR EL REGIMEN CASTRISTA

En Cuba, más de 2.000 niños se encuentran prácticamente secuestrados por el régimen dictatorial de Fidel castro y ahora de su hermano, Raúl castro.
Estos niños y niñas, la mayoría menores de edad, son hijos de personas consideradas como “desertores” del régimen cubano, y permanecen privados de reunirse y convivir con sus padres.
El gobierno cubano considera a las madres y padres de estos niños, en su gran mayoría doctores y/o doctoras, ya residentes en el exterior de la Isla como desertores y/o traidores a la Revolución Cubana.
Esta situación, se da mayormente en médicos, que son asignados a otros países como Venezuela, Bolivia; Ecuador, y muchos de África, y tienen la posibilidad de abandonar sus puestos, cosa que en la isla es prácticamente imposible.
El gobierno cubano cataloga a los galenos de desertores, ya que dicho gobierno recibe grandes sumas de dinero a cambio de servicios médicos que estos prestan en otros países, bajo la apariencia del interés de Cuba en querer ayudar a países necesitados.
Cuba recibe alrededor de 3.000 dólares mensuales por cada médico en el exterior, de los que este recibe solo 150 dólares.
La realidad es que este proyecto de salud del gobierno de Cuba es un negocio sumamente lucrativo para el régimen de los Castro, por lo tanto, al desertar estos médicos, el gobierno Castrista deja de lucrar. Entonces, utiliza la separación de la familia para castigar a estos profesionales de la salud, separándolos, indefinidamente, de sus seres más queridos, sus hijas e hijos.
Paradójicamente, se produce lo contrario al argumento utilizado por Cuba en el famoso caso del niño Elián González, el cual el gobierno cubano abogaba por la unión familiar y el derecho de todo niño de vivir con sus padres naturales.