EL MATRIMONIO KIRCHNER, ¿MITOMANOS O MENTIROSOS?

Las nuevas instancias paroxísticas de nuestra pareja presidencial en sus aparentemente exacerbados egos, los está alentando a insistir en su política vengativa contra quienes consideraron y/o consideran un obstáculo para sus ambiciones políticas.
Militares, obispos, terratenientes, cobistas y pejotistas que osaron sacar los pies del plato los que quieren internar en el instituto del quemado.
Si bien la mentira es un comportamiento social bastante frecuente en la política, para medrar, el mitómano se caracteriza por recurrir a ella (la mentira) continuamente sin valorar sus consecuencias.
El mitómano suele ser una persona insatisfecha con su vida. Si llega al Poder, fantasea para hacer a la política más atractiva a los demás, mientras destruye cuanto controles y frenos puedan afectar sus propósitos. Imagina cada detalle de su historia para causar una buena impresión, porque no se siente seguro de ser aceptado como es. Esconde un yo muy débil compensando ese déficit, con este tipo de pensamiento fantástico.
Generalmente es muy rencoroso, solo accesible a los aduladores que convaliden su mundo ilusorio. Jamás se pone en el lugar del prójimo al que desprecia cuando no le es más útil. Margina automáticamente a todo aquel que no baje la cabeza ante él.
El mentiroso (o la mentirosa) compulsivo/a, como más le guste, sabe que está mintiendo y planifica lo que va a decir. El mitómano, en cambio, miente por impulso, sin darse cuenta de lo que está haciendo, creyéndose él mismo incluso lo que inventa. Actúa su fábula en la sociedad y puede llegar a convertirse en el personaje que su imaginación creó.
En sus rasgos ominosos, tanto el fabulador (mitómano) como el mentiroso/a, niegan tenazmente la realidad.
En la actividad política pueden llegar a asegurar reivindicaciones que no son tales, una justa distribución de “la riqueza”, progreso y educación para todos que solo caben en la imaginación de ellos (y en los estadístas del Indec) y aseverar que tanto ellos como quienes colaboran con ellos, son los mejores de todos los tiempos.
Obviamente no reparan en sus dichos que para poder redistribuir riqueza, hay que primero generarla (si la vaca no pare no da leche), y para eso hay que tener inversores y productores..., de lo contrario lo que seguro distribuirán es pobreza.
Tanto en el mitómano como en el mentiroso/a consuetudinario/a, sus mentiras son de tal magnitud que el ciudadano común no puede menos que pensar que lo que están diciendo tiene que ser cierto y la oposición languidece ante tamaño descaro.
Veamos nada más que algunas manchitas de la realidad kirchnerista:
La Presidenta apoyándose en estadísticas oficiales anuncia y una muy bien remunerada cohorte de periodistas recogen con títulos rimbombantes, la reducción de los índices de pobreza que habrían caído del 23,4% al 20,7% entre octubre de 2007 y marzo de 2008. En el mismo período, según ella y sus estadísticas, la indigencia se habría reducido de un 8,2% a un 6%.
Según datos de analistas privados que difieren sensiblemente con los guarismos oficiales, ubican al nivel de pobreza actual en el orden del 30%, es decir que afectaría a unos 12 millones de personas (tendríamos hoy tantos pobres como en el 2001).
Cada mes caerían en la pobreza unas 100.000 personas (que no pueden aspirar a consumir una canasta básica). De la exclusión social al aislamiento hay solo sutiles señales
Mientras la pareja o la Presidente viaja a inauguran escuelas o aeropuertos ya inaugurados, el drama del hambre duele: en nuestro país cerca de 2.100.000 personas no acceden a los alimentos básicos, y 260.000 menores de 5 años están desnutridos.
El 60% de los chicos menores de 17 años vive en hogares del tipo “económicamente vulnerables”.
8 de cada 10 niños que repiten, pertenecen a hogares empobrecidos, hecho este que sin ninguna duda compromete seriamente sus oportunidades futuras de inserción social (según UNICEF “uno de cada dos jóvenes provenientes de hogares pobres no logra terminar el nivel medio”).
Gracias a la mentira, la invisibilidad social con que el Indec y Cristina condenan a una buena cantidad de pobres, libera a nuestros sacrificados y nunca bien remunerados funcionarios de ocuparse de ellos y los excluye de los planes sociales.
Cuando se mira a futuro en un país productor de alimentos como el nuestro, la situación se vuelve cada vez más dramática e incomprensible, porque de persistir la inequidad distributiva actual, la pobreza no mostrará reacción positiva alguna.
Los sistemas educativos y de salud, enfrentan debilidades estructurales significativas que se traducen en más desigualdades. Los niveles de salud psicofísica siguen siendo deficitarios para el 52% de la población. En el estrato socioeconómico más bajo, el acceso a la salud presenta un déficit que involucra al 58% de la población y el 12% carece de cobertura educativa.
La inseguridad y la inflación son para la pareja y sus ministros una cuestión de “sensación”, mientras que para el común de los ciudadanos la altísima inseguridad ,cada día más grave, se condice con un país que se debate entre una enorme e impune delincuencia sin freno y la corrupción institucional. En ese panorama su dinero mes a mes rinde menos, porque cada cual remarca los precios según sus peores presunciones y la “inflación de bolsillo” deja de ser una presunción, para transformarse en una realidad dolorosa.
Atento a los números que imagina o le dibujan a la señora de “Calfulcura”, perdón de Kirchner, aseguró en EE.UU. que la crisis financiera internacional, a la que irónicamente llamó “efecto jazz”, no llegaría a afectar a la Argentina porque nuestro país está “desacoplado” o “desenganchado” de la crisis.
Ahora resulta que nuestro país es uno de los más afectados por dicha crisis. Nuestra economía está en terapia intensiva y “entubada” porque el contexto político contribuye a elevar la incertidumbre..., y aquí, una vez más también aparecen los fantasmas de un pasado muy reciente.
Ante un Estado casi ausente (¿autista?), mucho depende del amor y del corazón solidario para paliar tanta necesidad. Cuanto mayor es el sufrimiento, mayor debe ser la fuerza del amor de esa gente que piensa, trabaja mucho y habla poco, para aliviarlo (léase Cáritas, comedores comunitarios, ONG, etc.). Más allá de los porqués, es una realidad que marca a muchas personas...
Los manejos económicos y/o financieros son errores cada vez más visibles:
“El dinero (los u$s 800.000 de la valija que no era de Antonini Wilson) iba para la campaña de la presidenta Cristina Kirchner”. Ese episodio, ¿fue un hecho excepcional o una práctica habitual?.
En la campaña de la primera dama hubo “donaciones” que no fueron tales. Hasta en los “donantes” aparecen los fantasmas. Seguramente ahora los deberán compensar para que se acuerden de que si donaron..., la pregunta del millón es ¿de dónde provino el dinero cuyo origen NO FUE UN DONATIVO en blanco, de Venezuela o de José retorno?.
Al caso Skanka donde se tiraron facturas truchas unos a otros para justificar pagos y evadir el IVA, lo enuncio como al pasar. ¿Cuántos jueces tuvo?. ¿Cuál es la situación de la causa?, ¿qué pasó con los jueces?.
Miceli cayó por la “bolsa”. Seguramente la primera ministra de Economía en la historia de la Argentina, Felisa Miceli, no será recordada por su gestión sino por el “toiletgate” en el que una misteriosa bolsa con dinero apareció en su baño privado.
La ministra de Defensa en su intento por tomar distancia de una imputación, argumentó en su defensa no saber qué es un FAL. Nilda Garré fue imputada por supuestas irregularidades en la exportación de material bélico. Además de ella, fueron imputados del mismo delito el ex interventor de la Dirección General de Fabricaciones Militares Marcelo Bellisi, Arturo Huergo, funcionario también de la DGFM, la despachante de aduana Laura Andolfi e integrantes de la Comisión Nacional de Control de Exportaciones Sensitivas y de material Bélico. El gobierno, tras conocer la acusación del juez Tiscornia, intenta forzar tanto su apartamiento como el de el fiscal, pidiendo su remoción a través de la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura, presidida por la diputada Diana Conti. ¿Cuál será el nivel de responsabilidad política que puede corresponderle al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, que no es otro que el presidente, en estas irregularidades?. ¿Se trata de un nuevo complot?, ¿campaña “sucia” o golpe bajo?. ¿Qué pasó con el juez Tiscornia?
Últimamente van apareciendo en superficie un “circuito” farmacéutico irregular que puede comprometer a las obras sociales sindicales y al mismísimo gobierno y subsidios y prestaciones “truchas” que si la Justicia se preocupa, puede llegar a comprometer a la CGT.
Las sospechas van dejando al gobierno de Kirchner sin inocentes y las que enuncio son solo manchas o mentiritas....
Ventas de influencias, voluminosos sobreprecios en la ampliación de gasoductos, descontrol en áreas bajo su exclusiva responsabilidad, están generando una hemorragia política difícil ya de parar, en un debate que recién empieza con un panorama con más sombras que luces...
¿Seguimos con las mentiras?, sigamos...
El casal presidencial, afirma con total seguridad de la existencia de 30.000 desaparecidos.
¿Cuál será la cifra exacta?
1. LLas “Madres de Plaza de Mayo” (madres de los Kirchner) anunciaron la existencia de 30.000 desaparecidos (Clarín 15/2/1983).
2. El diario Tiempo Argentino acusó 23.000 (TA 1/6/83).
3. El terrorista irlandés Patrick Rice declara que son 27.000 (Crónica 14/5/86).
4. El rabino Marshal Meyer, integrante de la CONADEP, mencionó 15.000 (La Nación 31/1/1984).
5. El entonces presidente Alfonsín, en Nueva York, dijo que los desaparecidos “apenas superan los 10.000” (Clarín 23/1/1984).
6. El Dr. Hilario Fernández Long, miembro de la CONADEP, acuñó la cifra de 8.426 (Crónica 27/3/1984).
7. El Cardenal Evaristo Aras, de San Pablo, informó a Su Santidad sobre 7.271 personas desaparecidas (Clarín 18/1/1984).
8. El Senado en España sostiene que son 7.000 (Tiempo Argentino 1/6/1983).
9. El New York Times informa de “solo 6.000 en forma dudosa por falta de seriedad y credibilidad” (Tiempo Argentino 28/2/1984).
10. La APDH declara que son 5.780 (Crónica 7/5/1983).
11. Ernesto Sábato declara en Bogotá que “se habían recibido más de 2.000 denuncias, pero que la dificultad estribaba en las muy escasas pruebas y que la mayoría eran solo testimonios” (Tiempo Militar 21/2/84)
12. En el Comité de Derechos Humanos de la UN, en Ginebra, tras un cuidadoso examen señalaron 1.377 casos (Clarín 15/2/1983).
13. Las tres primeras emisiones del “Nunca Más” llevaban un anexo; en el que figuraba una larga lista de sospechosa falsedad de unos 8.961 desaparecidos. Ese anexo no se publicó más y los que estaban en circulación fueron retirados...
“Desaparecidos” aparecidos hubieron muchos, tanto en México después del terremoto, como en la confrontación de las listas con los padrones electorales a partir de 1985 (nótese que la Dra. Carmen Argibay, hoy Ministra de la Suprema Corte de Justicia, figuraba como desaparecida en el anexo del “Nunca Más”).
¿CUÁNTOS DESAPARECIDOS HUBIERON?; ¿cuántos familiares cobraron los subsidios de esos supuestamente desaparecidos?, ¿cuántos de los que desaparecieron fueron “desaparecidos” tras juicios revolucionarios?; ¿cuántos se desaparecieron con la pastilla de arsénico? Y ¿cuántos desaparecieron tras desertar de la organización terrorista?.
Proyecto “Territorio Madres”:
500 punteros sociales fueron o están siendo aún adiestrados a partir del mes de marzo de 2008 por la Asociación Madres de Plaza de Mayo en su Universidad Popular para que se dediquen a la atención primaria de niños de comunidades indígenas de todo el país o de zonas rurales de marginación y pobreza (¿le irán a enseñar a De Angelis buen comportamiento social?).
El convenio rubricado por Néstor Kirchner y la organización que conduce Hebe de Bonafini prevé que los nuevos “formadores sociales” prediquen por todo el país el mensaje que dejaron los, para el ex presidente Néstor Kirchner, “Héroes anónimos”, con memoria, verdad y justicia, sin odio ni rencores, con la finalidad de reapropiarse de la historia reciente... Obviamente narrarán nuestra historia reciente de una manera sectaria, con declaraciones tremebundas, sin mencionar los atentados criminales, los secuestros y los asesinatos perpetrados por el sector que ellos representan, para seguir manteniendo abiertos los conflictos que nos enfrentaron entonces y, de seguir así, lamentablemente, podrán acentuarse mañana.
¿Cuántos desaparecidos dirán ellos que hubo?
“... Y la resignación o complicidad que muchos iban tomando ante la violencia creciente, la ambigüedad para tomar una posición clara de rechazo, la forma en que incubaron todos los demonios, tiene una actualidad que no debe perderse de vista. No solo caía Onganía en 1970 sino que la irracionalidad del magnicidio en el asesinato del general Pedro Aramburu (como el año anterior Vandor) crecería geométricamente en los sangrientos años setenta. En el documento de la “Hora del Pueblo” no hay ninguna condena explícita del terrorismo” (Revista Gente, investigación “1964 – 1973 LA DECADA QUE CAMBIÖ AL PAÏS. Capítulo VII).
SUPO ESCRIBIR EL DR. FLORENCIO VARELA
“Mi conciencia me dice que soy un hombre libre que juró defender a sus iguales ante los jueces con la ley en la mano en beneficio del sistema de convivencia imperante a la luz de ella sin atender sus costos, y que mis opiniones respecto de las personas y conductas de mis defendidos, por su subjetividad, quedan circunscriptas a su ámbito, o sea, el de mi propia conciencia de la cual soy el único y exclusivo juez. La conducta del Presidente, además de errada, comporta un ataque a la libertad de los ciudadanos que afecta al corazón de la República” (párrafo de una carta enviada por el fallecido abogado Florencio Varela)
Por pensar como Florencio y haber defendido profesionalmente al General Sasiain (cuya hermana, entonces esposa del General Cáceres Monié, fue secuestrada por el ERP junto a su marido y posteriormente asesinada y arrojada a una zanja) el entonces Presidente de los argentinos (si, el Dr. Kirchner) le pidió la renuncia al cargo de Procurador del Tesoro, para el cual había sido recientemente nombrado el Dr. Sánchez Herrera, hijo del General Juan Carlos Sánchez, asesinado por el ERP.
Por los años 73/76 el sistema judicial argentino junto a la mayoría de las instituciones del país estaba virtualmente moribundo. La espina dorsal de la ley había sido quebrada por la embestida terrorista. Poca gente, no menos que los profesionales del derecho, mantenía su fe en la justicia. La subversión infiltraba, amenazaba y atemorizaba a los jueces y a los políticos. Hombres valerosos, como el juez Quiroga, habían sido asesinados por terroristas sólo porque aplicaban la ley. Otros magistrados debieron irse del país en busca de seguridad después de haber sido amenazados de muerte... Hoy la intimidación a los jueces que no sean funcionales al Gobierno se ejerce desde el Consejo de la Magistratura vía juicio político =segura destitución. L
a historia nos enseña que donde no existe el respeto a las leyes, reina la anomia y el malestar, porque nadie se siente seguro ni de su vida, ni de sus bienes.
...Pero la vocación al diálogo, como podrán leer a continuación, siempre está presente en la pareja presidencial.
“Para bajar los precios, hay que terminar con los sinvergüenzas, con los especuladores”. Néstor Kirchner.
“El campo va a tener una derrota deshonrosa. Los voy a poner de rodillas. Las entidades agrarias van a terminar muy mal” (Néstor Kirchner).
“Hay predisposición a seguir hablado para terminar este conflicto, pero no por la vía del apriete” (Cristina)
El problema de la actual política distributiva sigue siendo el “derrame de la copa”, porque excepcionalmente no derrama hacia abajo, sino para arriba.