ASI SE DEFIENDE LA CULTURA

Decir la Verdad es y ha sido siempre, un acto heroico.
El Primer Ministro australiano dijo lo que muchos no dicen por miedo."Si Cristo les ofende, entonces le sugiero que busquen otra parte del mundo para vivir, porque Dios y Jesucristo son parte de nuestra cultura".
Más allá de ser creyente o no, o religioso practicante o no, es una cuestión cultural.
Nosotros somos, culturalmente, occidentales cristianos, y debemos hacer respetar esa cultura, o por lo menos, no dejarnos abasallar por otras.
¿Quién se animará a decírselo en la Argentina a los D`Elía, a las Hebe, a los Kirchner, a los Kunkel?

El primer ministro australiano, John Howard, dijo a los musulmanes que quieran vivir bajo la Sharia islámica que se marchen de Australia, en momentos en que el gobierno se encuentra aislando a posibles grupos radicales que podrían lanzar ataques terroristas contra el pueblo de ese pais.
Asimismo, Howard despertó la furia de algunos musulmanes australianos cuando dijo que le ha dado todo su apoyo a las agencias de contrainteligencia australianas para espiar a las mezquitas que hay en la nación.
"Los que tienen que adaptarse al llegar a un nuevo país son los inmigrantes, no los australianos", expresó con firmeza el mandatario. "Y si no les gusta, que se vayan. Estoy harto de que esta nación siempre se esté preocupando de no ofender a otras culturas o a otros individuos. Desde el ataque terrorista en Bali, hemos experimentado un incremento de patriotismo entre los australianos".
"Nuestra cultura se ha desarrollado sobre siglos de luchas, pruebas y victorias de millones de hombres y mujeres que vinieron aquí en busca de libertad", agregó Howard.
"Aquí hablamos inglés fundamentalmente", dijo el primer ministro en un momento de su enérgico discurso. "No hablamos árabe, chino, español, ruso, japonés ni ninguna otra lengua. Por lo tanto, si los inmigrantes quieren convertirse en parte de esta sociedad, ¡que aprendan nuestro idioma"
El mandatario continuó diciendo que la mayoría de los australianos son cristianos. "Esto no es un ala política ni un juego político, se trata de una verdad, de hombres y mujeres cristianos que fundaron esta nación basados en principios cristianos, lo cual está bien documentado en todos nuestros libros. Por lo tanto, es completamente adecuado demostrar nuestra fe cristiana en las paredes de las escuelas. Si Cristo les ofende, entonces le sugiero que busquen otra parte del mundo para vivir, porque Dios y Jesucristo son parte de nuestra cultura".
"Toleraremos vuestras creencias, pero tienen que aceptar las nuestras para poder vivir en armonía y paz junto a nosotros", advirtió Howard.
"Este es nuestro país, nuestra patria, y estas son nuestras costumbres y estilo de vida. Permitiremos a todos que disfruten de lo nuestro, pero cuando dejen de quejarse, de lloriquear y de protestar contra nuestra bandera, nuestro compromiso nacionalista, nuestras creencias cristianas o nuestro modo de vida. Les recomiendo encarecidamente que aprovechen la gran oportunidad de libertad que tienen en Australia. ¡Aquí tienen el derecho de irse a donde más les convenga!"
"A quienes no les guste cómo vivimos los australianos, tienen la libertad de marcharse. Nosotros no los obligamos a venir, ustedes pidieron emigrar aquí, así que ya es hora de que acepten al país que los aceptó".

ESTO PIENSAN DE CRISTINA EN ESPAÑA




El gobierno de los Kirchner ha enfrentado a los argentinos hasta el punto de que, como en 2001, vuelven las caceroladas y las peleas en las calles. Una de las pocas personas que viven ajenas a la crisis es Florencia Kirchner, la hija consentida del matrimonio presidencial (o real). Hace unos días, recibió como regalo por su 17º cumpleaños un cochecito que costó 39.000 dólares.

La presión fiscal y la incompetencia de los Kirchner (Cristina, conocida como ‘Madam Botox’, fue elegida en octubre) ha hecho que los ganaderos y agricultores corten las carreteras y cesen los envíos de carne, trigo, leche y otros productos a las ciudades. Los habitantes de éstas se ha echado a las calles para protestar contra la presidenta y ésta ha llamado en su ayuda a los piqueteros (matones) de Luis D’Elia, con el resultado de peleas.
Entre las pocas personas que viven ajenas a semejante crisis está la propia hija pequeña de la pareja presidencial. Florencia Kirchner es una niña malcriada, acostumbrada como sus padres a que todo el mundo gire en torno a ella y cumpla sus caprichos. Ha hecho viajes al extranjero con sus papis, ha dado fiestas a sus amiguitos en la residencia privada presidencial y ha irrumpido en discotecas ‘fashion’ de Buenos Aires con numerosos policías.
En su fotolog ha colgado fotos suyas en que aparece en poses propias de calendarios para camioneros. Como regalo por su decimoséptimo cumpleaños, cuando ya había empezado la huelga del campo, sus padres le regalaron un Mini Cooper valorado en 39.000 dólares y construido según sus antojos. Por ahora se limita a dar paseos por el jardín de la residencia privada. Mientras tanto, en las calles y carreteras argentinas, el pueblo al que sus padres dicen representar se cruza bofetadas.







¿GUERRA SANTA EN AMERICA LATINA?

A través de la historia, han existido líderes y gobernantes, que movidos por el odio han manipulado a cientos de personas, para ganarlos como aliados.
En estos días, en América Latina, pensamos que estamos muy lejos de la terrible guerra de odio que se está librando día a día en medio-oriente, pero la verdad es que no estamos tan al margen de esta situación.

El presidente venezolano Hugo Chávez, ha "importado misioneros" chiitas de Irán para convertir a los Guajiros y demás indígenas de la amazonia. Toda la tribu Wayuu se ha vuelto musulmana, las mujeres se ponen el velo y los hombres practican tiro con fusiles Kalashnikov.

Algunos se hacen fotografiar con el cinturón suicida cargado de bombas y el gobierno venezolano difunde las imágenes, publicitando su avenencia con Ahmadineyad y los grupos terroristas del Medio Oriente".

La noticia publicada por José Brechner (ex diputado boliviano) parece exagerada e increíble, pero desgraciadamente es una realidad. El artículo incluye fotos de los indígenas convertidos.

El gobierno venezolano también se ha encargado de difundirlas por internet. Este movimiento, antisemita y anticristiano, se denomina "Movimiento Islámico Revolucionario de Venezuela", y pretende traspasar las fronteras y abarcar toda latinoamérica, lo cual ya se vislumbra con la creación del "Partido Político Militar Islámico de América Latina Hezbollah".

Esta agrupación terrorista ya está operando en la República del Salvador, Venezuela, Nicaragua y ya ha llegado hasta el extremo sur.

Junto a sus proclamas aparecen fotos de terroristas islámicos con los rostros cubiertos por turbantes y portando en sus manos armas de un alto poder destructivo. La misión de los misioneros iraníes es convertir a los millones de indígenas quechuas y aimarás en Bolivia.

Se dice que el vínculo entre los presidentes de Venezuela e Irán, no es simbólico y comercial únicamente, sino que ya está en gestación el "huevo de la serpiente", metáfora utilizada para describir el nacimiento de la bestia nazi en la Europa de los años 30’.

En nuestro territorio, si no se la descabeza a tiempo, la serpiente viene agazapada con la finalidad de sembrar en América latina sangre y luto, tal como hizo en sus tierras de origen. El Hezbollah Venezuela ya ha realizado ataques terroristas.

Los misioneros evangelistas han desaparecido de la selva, han sido expulsados porque según el gobierno venezolano son espías y genocidas. También acusan a las federaciones israelitas-sionistas de confabulación para apoderarse de las finanzas, comercio y cargos políticos en Venezuela.

Muchos venezolanos se están convirtiendo al islam, no por su fe a Alá, sino por su odio a Estados Unidos por su ayuda a la nación de Israel, al cual llaman "el demonio del norte".
En Bolivia -el país más autóctono de Sudamérica- la conversión al Islam es parte importante del complot izquierdista-islamista que apunta hacia la conquista de América, imponiendo el totalitarismo bajo el látigo de Morales, con Chávez y Ahmadinejad como jefes.

La conversión de los quechuas y aimaras no va a ser tan rápida ni fácil como la de las tribus venezolanas, porque la población indígena boliviana suma millones, pero la meta de los musulmanes es precisamente esa: convertir a millones.